LA GESTIÓN DEL VALOR DE MARCA : EL CASO TOBLERONE

Cuando uno decide de estudiar marketing, una de las primeras cosas que aprende, es la definición de una marca. Mas allá de un sencillo conjunto de signos y formas, una marca es el conjunto de cuatros elementos:

  • un elemento visual o gráfico
  • un nombre fácilmente memorizable
  • un concepto o idea fundamental que la hace destacable
  • una proposición de valor / atributo dominante percibido por todos como único

Son todos estos elementos que nos permiten identificar una marca y sus productos, vincularla a una promesa de calidad, de fiabilidad y de satisfacción. Si todas las marcas se componen de la misma manera,  algunas destacan y se posicionan como marcas lideres. Ofrecen seguridad, calidad e innovación debido a su potencia en lanzar nuevos productos que encajan con las necesidades de los consumidores. Despiertan el interés, suscitan atracción y motivan el acto de compra. Generalmente, son marcas que llevan años trabajando su personalidad, es decir, sus propios valores, beneficios y atributos gracias a la utilización de significados y símbolos asociados a su posicionamiento. Es lo que les permite ser inmediatamente identificadas y  recordadas en la mente del consumidor y desarrollar un vinculo emocional fuerte con ellos ( y por consecuente fidelidad y lealtad hacia ella y sus productos).

El caso de la marca Toblerone.

Empezamos con un poco de historia. Un chocolatero suizo, Theodore Tobler empezó hace 110 años a producir chocolate ( desde 1908). Rápidamente, consiguió extenderse y diferenciarse del resto de sus competidores y eso hasta contar el reconocimiento internacional que sabemos.

Si miramos atentamente el logo y los elementos que construyen la identidad de la marca, nos damos cuenta que todo hace referencia a su origen : los Alpes suizos.

Dicen que el chocolatero suizo se inspiró en el monte Cervino, una de las montañas más famosas de los Alpes, para dar forma en 1906 a su barrita de chocolate con miel y “nougat” de almendras. Y aparece también este guiño en el propio logo de la marca. Vemos que se trata de una referencia más a la tierra de la que procede este conocido chocolate. Se trata de la silueta del monte Cervino, reconocible a su forma marcadamente piramidal. Pero si miramos atentamente en su interior vemos a un oso, símbolo oficial de Berna, la ciudad suiza en la cual se fundó la marca.

Entonces, repasando todos los elementos intrínsecos a la marca, tenemos :

  • Un nombre claro, diferencial, memorizable, pronunciable, visualizable, coherente con el origen y la naturaleza de la marca.
  • Una identidad visual clara, estética, fácilmente reconocible por sus colores y formas
  • Una imagen clara, coherente, en todos los momentos en los que la marca impacta al consumidor : desde el formato, packaging , etiquetado hasta los elementos de merchandising en el punto de venta…

Y, por parte de la estrategia de marketing, destaca :

  • Un nivel de calidad percibido muy alto
  • Una voluntad clara de liderazgo de su categoría.
  • Una formulación clara de su visión y misión, desde la empresa hacia sus consumidores (identidad + posicionamiento producto + proposición de valor).
  • Un alto conocimiento de sus consumidores, conseguido mediante estudios de mercado, de tendencias, de comportamiento (motivaciones y frenos durante la compra, motivos de satisfacción e insatisfacción etc… ); estudios actualizados y pertinentes, reflejando el mercado.
  • Una inversión suficiente en una estrategia de  comunicación que transmita los valores y atributos de la marca de manera reiterada y coherente, para conseguir un posicionamiento claro en el mercado.
  • Un marketing operativo coherente con el objetivo general de la marca y alineado con los valores

El toblerone-gate

Sin embargo, no siempre resulta oportuno modificar los elementos y activos de una marca. Y es lo que experimentó Toblerone estos dos últimos años cuando, en 2016, decidieron cambiar el diseño de sus tabletas de chocolate, aumentando la distancia entre los triángulos, quitando dos de ellos y reduciendo así el peso de la barrita (de 170 a 150 gramos y de 400 gramos hasta los 360 gramos).

En este caso concreto no se trataba de hacer de rejuvenecer la marca. No, el origen de este “masacre” era el resultado de un incremento de los costes de producción. Delante del disgusto expresado en las redes sociales por los fans de la marca, Mondelez tuvo que justificarse, explicando que no habían modificado la receta sino cambiado el formato, reduciendo del peso de la barrita para poder mantener el precio de venta al consumidor ( sin modificar los margenes de los principales clientes).

Es verdad que delante de un aumento de los costes de producción, las marcas tienen pocas opciones. La primera, y más sencilla, es aumentar el precio del producto. En este caso, supondría entrar en la categoría de chocolate premium. Eso dejaría una clara ventaja competitiva a marcas más baratas y competir con marcas con enfoque más exclusivo. La segunda, proceder a un cambio en el packaging o formato del producto estrella. Y, esta fue la decisión que elijó los directivos de Mondelez : reducir el peso de la barrita de chocolate a través un cambio de su diseño. i Menos triángulos = menos chocolate pero mismo precio !

El impacto del cambio

  1. Una de la primera “consecuencia” de estos cambios es la manera de comer la famosa barrita de chocolate. Los pequeños triángulos de chocolate, además de su simbólica, tenían una funcionalidad ya que ayudaban a cortar la tableta en pequeñas porciones para comerla. Con más distancia y menos triángulos, el  Toblerone se hizo « más difícil » de comer obligando a los consumidores a cambiar su ritual de consumo. Es comprensible que se sienten decepcionado y/o engañado. La marca pierde uno de sus atributos, y por consecuente, de su atractivo, alejando emocionalmente a sus consumidores.

  2. Las marcas lideres suelen ofrecer calidad y simbolismo. Toblerone no ha cambiado su receta/calidad, y esto es lo primero que comunicaron cuando sucedió la crisis en las redes sociales. Lo que modificaron son los elementos simbólicos, quitando lo que la hace única, reconocible y querida por todos. Entonces, la marca deja de ser una marca percibida como “especial”, “líder” por dejar de transmitir su esencia y legado. Ya no es más relevante para su público objetivo, ni aspiracional y es cuando empieza a perder su valor y atractivo.

  3. Sin embargo, muchas marcas deben, para  adaptarse y sobrevivir a las variaciones de los costes de producción, introducir cambios en su forma de presentarse a los consumidores. Se trata de rediseñar, redefinir algunos de los elementos visuales que la componen para comunicar un cambio o modificar su formato ( mini, ahorro, extra…). Pero, todo cambio viene acompañado de una explicación, de un nuevo mensaje, de una historia… siempre  hay que contar algo nuevo a los consumidores. Toblerone hubiera podido cambiar el formato ( el peso de la barrita, ampliar la gama) pero sin tocar al símbolo de la marca ( el triángulo) y sin modificar el habito de consumo. Redefinir lo que hace una marca es posible siempre cuando refleja un motivo concreto y aporta un valor adicional a la esencia de la marca.

  4. Los consumidores compran una marca por cumplir con una necesidad que tienen pero también para conseguir un cierto nivel de satisfacción emocional. Para numerosas marcas, y sobre todo las lideres y las más antiguas, un consumidor fiel no solo compra un producto sino algo más, un beneficio intangible que le da cierto estatus.  Y para acceder a este bienestar o  beneficio emocional, los más fieles consumidores están dispuestos a pagar dicho precio, incluso más para seguir sintiendo esta satisfacción. La decisión de compra corresponde al momento en el que el consumidor piensa maximizarla.  ¿ Qué han aportado los cambios de Toblerone al consumidor ? ¿ Cual ha sido el nuevo beneficio ? ¿ Qué necesidad han satisfecho ?

Tras la viva polémica en la redes sociales y tan solo dos años después de reducir el peso y aumentar el tamaño entre los triángulos, Mondelez confirmó el mes de Julio pasado que dejará de producir la nueva versión de su tableta de chocolate para volver a ofrecer el formato tradicional. Pero ojo, consecuencia (lógica), la vuelta a los formatos tradicionales vendrá acompañada de una subida de los precios, superior en % al aumento del peso. Según los responsables de la marca, a pesar del aumento de las ventas de las barritas de 150 gramos después del cambio, el experimento no tuvo la respuesta deseada a largo plazo…

Creo que desde el primer momento los responsables marketing han olvidado tomar en cuenta varios conceptos claves :

  • La fidelidad de los consumidores: Es un error no confiar en la fidelidad de los consumidores de Toblerone cuando uno es Toblerone. Es una marca respetada y querida por millones de personas, que se identifican y reconocen en su imagen. Los consumidores siempre estarán dispuesto a pagar por algo que cumple con sus expectativas y beneficios.
  • No cumplir con las expectactivas de sus consumidores : ¿ Quien está dispuesto a pagar lo mismo para tener menos cantidad ( peso) y menos calidad (percibida) ?
  • Pensar a corto y no a largo plazo : Efectivamente, en un primer momento, Mondelez salvó sus margenes y ganancias. Pero al largo plazo, ¿ quien va a comprar una marca que ya no satisface sus necesidades? ¿Cuales son las ventajas (emocionales) en comprar algo en el que ya no me reconozco ?
  • La creación de valor : Las variaciones de los coste de producción son diarias en una empresa de gran consumo. Se puede aumentar el precio para mantener su beneficio pero también se puede encontrar nuevos atributos,  nuevos momentos de consumo pero lo más importante es comunicarlos de manera eficiente. Para crear engagement hacia la marca no se trata de restar beneficios. La creación de valor debe ser una  respuesta clara a una necesita del consumidor y no la solución a un asunto “interno” de la empresa.

Todos sabemos que el consumidor es bastante infiel por lo cual, Mondelez debería sentirse orgulloso de no tener consumidores, sino “fans” de su marca Toblerone. A pesar de los cambios que puedan sacudir un ciclo de producción y de los objetivos establecidos tanto en volumen como en facturación, se debe tomar en cuenta todos los activos intangibles de una marca y su capacidad a crear vínculos emocionales con sus consumidores.

¿ Qué crees que hubiera sido el coste para recuperar consumidores dejando la “nueva” barrita de Toblerone en los lineales ?

Otros posts relacionados en The Blue Tangerine :

Anuncios

EL SEXO DE LAS BEBIDAS

Como lo podemos ver en muchas series, los protagonistas (mujeres y hombres) beben, y mucho: Alicia Florrick (The Good Wife) pasó siete temporadas bebiendo vino tinto, Carrie, de Homeland, toma tequila para tragar sus pastillas; las mujeres de Cougar Town también le dan al tinto. Otro ejemplo muy conocido, Mad Men, la serie donde todos son habituales de los destilados, como Don Draper y su old fashioned. Así, muchas de las heroínas modernas llevan ropa carísima, son muy fuertes, poderosas pero vuelven a casa y beben solas (la última siendo Annalise Keating de How to get away with murder que le da al vodka). Todos conocemos estas escenas y sabemos que son tópicos. En el mundo del vino y de las bebidas, son muchos los estereotipos como los que acabo de describir pero también los maridajes (pescado con vino blanco, el rosado es un vino de menor calidad) y de la existencia de bebidas de hombres y otras de mujeres…

  • HAY BEBIDAS DE HOMBRES Y OTRAS DE MUJERES

El primer error es pensar que las mujeres prefieren lo dulce. Es verdad que cuando miramos atentamente los anuncios, vemos que los que están dirigidos a las mujeres promueven productos dulces como el chocolate. Al revés, si ves en un anuncio una hamburguesa, puede estar seguro que saldrá un hombre mordisqueándola con orgullo. man_woman_drinkEntonces,  algunos gustos o comportamientos se consideran como femeninos mientras que otros se consideran como viriles? Así, la carne se vuelve algo muy aspiracional para hombres « fuertes », « potentes », cuando el chocolate representa un sentimiento de “debilidad”, “de placer culpable”? Y  pasa lo mismo cuanto hablamos de bebidas, se asocia la dulzura de una bebida a algo embarazoso, débil, de mujer… Será más fuerte el que pide un Manhattan al que pide una Margarita?

En el ejemplo anterior, una Margarita y un Manhattan tienen un contenido alcohólico cercano, y tal vez, el del primero es más alto que el segundo. De la misma manera, se puede pensar que una bebida “dry” (es decir, seca y no dulce) es “más fuerte” (es decir más alcohólica) que una bebida más azucarada. Cuidado ! Dulce, en el caso de las bebidas, no equivale a “menos alcohólico”. Muchas veces, nos fiamos en el sabor y simplifiquemos diciendo que las bebidas “fuertes” tienen más grados que las bebidas “suaves”. Y siguiendo con los tópicos, pensamos que las bebidas “fuertes” son de hombres cuando las “suaves” o “dulces” son de mujeres.

Otro ejemplo, un chupito de vodka y un chupito de whisky son calóricamente equivalentes. Creo que shot_drinkla razón por la imaginamos que el vodka es una bebida más girly y joven que el whisky se debe a su dulzura. El vodka se utiliza mucho como mixer, en cócteles (sexo en la playa, blanco ruso, destornillador) mientras que el whisky se suele tomar solo.  Y, puesto que el “dulce” esta vinculado a femenino, también pasa con los cócteles que se dicen ser más de mujeres….

  • SOY LO QUE BEBO

Más bien, cuando una mujer bebe whisky, se la considera de manera diferente, como una “reina”. Para muchos de nosotros, pedir un whisky demuestra confianza/ fuerza. Y ahora, por qué pedir whisky muestra confianza si a todo el mundo le gusta el whisky? ¿No sería más impactante pmila_jimbeamedir algo diferente, “femenino” y beberlo con orgullo? Nop, la idea es simple: una mujer es cool porque ella pide una bebida que se supone que solo gusta a los hombres. Lo que “mola” socialmente es que la mujer está actuando como un hombre, aunque no hay ninguna razón por la que un hombre prefiera el whisky a una bebida a otra bebida. Ahora, puedes pensar que un whisky “on the rocks”  sabe mejor que una bebida dulce.. eso sera por confiar en tu paladar ! Pero que sea claro, nos gusta una u otra bebida no porque nos hace mejor o más fuerte o más varonil/femenina sino porque sencillamente, corresponde a nuestros gustos.

Ahora, nos olvidamos del gusto y simplemente digamos que las bebidas “fuertes” son más alcohólicas y las bebidas “dulces” son menos alcohólicas. Entonces, para mostrar que cuanto más fuerte eres, más alcohol puedes consumir? Eso no es cierto. Hay varios factores que influyen en cuanto alcohol uno puedo ingerir, que incluyen el peso, lo que se ha consumido ese mismo día y sí, hasta cierto punto, el género. A pesar de lo que podemos ver en las series, películas u otros anuncios la preferencia y la cantidad que se pueda consumir es una variable individual. En ningún caso, se pueda generalizar o aplicarla a todo un género.

  • REPRESENTACIÓN DEL CONSUMO SEGÚN EL GENERO

Sin embargo, hay otros estereotipos. La femme fatale suele beber un cóctel, y si es de color rosa, mejor. Los grupos de chicas comparten una elegante botella de bebida aromatizada con sabor a frutas. Las pandillas de chicos miran partidos y hacen bromas con un tercio en la mano. En varias ocasiones, tanto en el pasado como ahora, la ejecución de algunas piezas de comunicación de los gigantes del sector de las bebidas, ceden a los estereotipos del género y a las representaciones sexistas. Puede ser chocante, puede molestar pero lo cierto es que no es representativo de lo que ocurre.

Cuando miramos en nuestro alrededor, no damos cuenta que las mujeres y los hombres piden el mismo tipo de bebida en los bares, van juntos a catas de vinos y dan un brindis juntos al final de la noche. Los intentos recientes en la industria del alcoholpara reflejar estos cambios en los comportamientos de los consumidores, pero, han desafortunadamente reforzado los estereotipos. ron_barcelo_anuncio_2005Todavía son muchas las marcas de alcohol que siguen comunicando a través de estereotipos sobre el género (sera para segmentar su publico objetivo). En esta industria intensamente competitiva, las compañías de alcohol pueden darse el lujo de no segmentar por genero sus campanas de comunicación ? Las marcas de bebidas pueden desarrollar storytellings potentes, pero lo que deben hacer es sobre todo encajar con los cambios sociales. Si muchas marcas asumen totalmente sus mensajes y creatividades, creo que hay una oportunidad para el desarrollo de una comunicación disruptiva y creativa en este sector.

  • EL SECTOR DE LAS BEBIDAS ES MASCULINO

Estos últimos años el sector de las bebidas ha experimentado unos cambios. En un mundo tradicionalmente masculino, las mujeres no paran de ganar protagonismo; como consumidoras pero también como profesionales. Se realizan catas para mujeres, se entregan premios profesionales. Las mujeres de hoy quieren saber y saben, se forman y escuchan, piden con criterio y se atreven a probar. Ahora la presencia femenina es algo que se puede apreciar en todos los procesos que rodean al sector de los destilados :  elaboración, dirección, distribución, venta, consumo…

Puede que haya bebidas más femeninas (o dirigidas a las mujeres) por la etiqueta o el packaging, pero a la hora de acercarnos a la barra, somo todos iguales y pedimos lo que realmente nos gusta; sin más. El mundo de las bebidas cada vez más no entiende de estereotipos ni de sexos. Ahora que llegan las fiestas de fin de año, aprovecho para recordarte que siempre hay que “disfrutar de un consumo responsable” ! 😉

Otros posts relacionados en The Blue Tangerine :

LA REVANCHA DEL GINGER ALE

No se sabe exactamente como nació la gaseosa de jengibre o también llamado ginger ale. Es una bebida con gas que consiste básicamente en agua, limón, azúcar y aroma a jengibre. A pesar de la palabra ale, no se trata de una cerveza ni tampoco tiene alcohol y por tanto no hay que confundirlo con el ginger beer. Esta mezcla se consume desde hace siglos y era muy popular en los países anglosajones, especialmente en Estados Unidos durante la época de la Ley seca, durante la cual prohibieron el alcohol (1919-1933). Un siglo antes era habitual, en las tabernas inglesas, consumir tónicas caseras hechas con jengibre.

ginger-ale-anuncio-vintageEl ginger ale apareció en España en 1896 como …. cerveza y se quedo (a la diferencia del ginger beer); primero como artículo de importación, y después producido directamente aquí. Fue en 1928 cuando la familia Duffo (que era una de las primeras concesionarias de Coca-Cola en España) empezó a embotellar el ginger ale. En los años 40, Aguas Carbonatadas de Madrid S.A., registró “ginger ale” como marca, y se dio a conocer sobre todo gracias a la publicidad durante las dos siguientes décadas. En 1957, la irrupción de Schweppes en el mercado nacional (que vino a España de la mano de la familia Duffo), trajo también su ginger ale. Desde entones, y poco a poco, sin ser una bebida de consumo masivo, el ginger ale se ha vuelto imprescindible en combinados, especialmente con el whisky.

horses-neckHoy en día el ginger ale está presente en la composición de muchos cócteles acompañando el whisky, el ron, vodka y otros espirituosos… Existen dos variedades, el golden ginger ale y el ginger ale dry. El primero es el más consumido, es de un color más oscuro y posee un sabor más fuerte. El ginger ale dry o seco es el más popular por su sabor y versatilidad. En 1910, nació el  Horse’s Neck, un cóctel que mezcla el brandy o bourbon con ginger ale, hielo y limón. A lo largo de los años, este cóctel evolucionó: En la Inglaterra de los 70 se puso de moda el Canadian & Dry, una mezcla de Canadian Club con dry ginger ale. Los irlandeses le dieron también una oportunidad, bautizándolo Irish Buck, y añadiendo un toque de lima. Otra versión, algo distinta, tuvo lugar en Canadá, con el Rye & Ginger, mezclando whisky de grano y ginger ale. A pesar de todas esta modificaciones y mejoras, el  whisky con ginger ale sigue siendo un clásico para los amantes del whisky.

Estos últimos años, hemos vivido el boom del gin tonic, con sus perfect serves y nuevos rituales de consumo. Sin embargo, España ha sido tradicionalmente (y sigue siendo) un país gran consumidor de whisky; el quinto consumidor de whisky escocés del mundo. Según los datos Nielsen, el whisky está regresando a nuestro país: las ventas de whisky en bares y restaurantes españoles creció un 2,9% y representa actualmente, en sus diferentes variedades, el 26,2% del mercado total de las bebidas espirituosas, con unos 42 Ml en volumen.

No diría que que el whisky con ginger ale es el “nuevo gintonic“, pero no cabe duda de que la combinación con ginger ale es la clave para las marcas de whisky tradicionales que quieren captar a nuevos consumidores (jóvenes y mujeres) en momentos de consumo diferentes de los habituales (noche vs día). 


  • DESDE LOS GRANDES DISTRIBUIDORES DE BEBIDAS ESPIRITUOSAS

Las grandes multinacionales distribuidoras de bebidas espirituosas suelen contar con un amplio portfolio de marcas en la categoría del whisky; y no han dejado de invertir en ellas a pesar de la caída que ha experimentado la categoría estos últimos años. Ahora que vuelven a crecer el consumo de whisky, lar marcas tienen que sostenerlo. Para cumplir con este objetivo,  hay que reclutar y fidelizar a sus consumidores. Fidelizar, a través de marcas super premium que se dirigen a un consumidor adulto, exigente  y fundamentalmente masculino con un poder adquisitivo elevado (Haigh Club, Nomad, Yamazaki, etc.). whiskey-shotAl revés, para seducir y captar a nuevos consumidores, las marcas han desarrollado propuestas innovadoras, como por ejemplo los licores de whisky especiados, que se suelen consumir como chupito  (Thunder Bitch, Fire Ball). El publico objetivo? los más jóvenes, es decir los que entran en la categoría del whisky.

Por otra parte, se quedan en el medio las marcas mainstream, muy populares y conocidas. Ellas tienen la capacidad para reclutar de manera “masiva” nuevos consumidores. Algunas llevan unos años apostando por una nueva oferta y desarrollan whiskies con miel (más suaves y perfectos para las mezclas) siempre bajo el nombre de la marca madre como es el caso del J&B Urban Honey, Jim Beam Honey y otros Jack Daniel’s Honey.

Otras, han decidido de fomentar nuevos masterballantinesterraceo1rituales de consumo para disfrutar de su producto y apuestan por el tándem whisky & ginger ale. Es el caso de Ballantine’s que apuesta por este tradicional combinado. Según la marca, el cóctel combina el espíritu escocés del whisky más puro con la fuerza del refresco de jengibre”. Su campaña, llamada Nuevos modales quiere atraer a todos los consumidores que rechazaban el whisky por su dureza, aprovechando el frescor y la suavidad que el ginger ale aporta al whisky. Los nuevos modales de Ballantine’s promueven un perfect serve combinado con un toque de menta y servido en copa de balón para disfrutarlo en cualquier momento.

Otra propuesta, por parte de una marca de licor es el Ginger 43. Con el objetivo de relanzar el el licor español Licor 43 ( con una producción de unos 11 M de botellas anuales), Grupo Zamora desarrolló una propuesta para seducir a nuevos consumidores, urbanos, adultos y amantes de las últimas tendencias y de la buena mesa. Se trata de un perfect serve actual y sofisticado que quiere convertirse en un nuevo ritual de consumo, tomado  después de una comida o cena.


  • DESDE LOS GRANDES FABRICANTES DE GINGER ALE

Desde Schweppes, distribuidor histórico, afirman que el ginger ale aporta al whisky matices cítricos y especiados que dejan una inconfundible sensación en boca. Está elaborado a base de ingredientes 100% naturales, que se complementan con cualquier tipo de whisky, desde los blended escoceses hasta el bourbon americano, pasando por las diferentes variedades irlandesas.

Del gin tonic al whisky con ginger ale

Además, es uno de los mixers más valorado por los consumidores. Según un estudio elaborado por la agencia GFk, “Schweppes Ginger Ale” ha sido catalogado como “excelente” por los consumidores habituales de este tipo de destilado, una valoración que sin duda está relacionada con el crecimiento a doble dígito en ventas que ha experimentado el producto en el último año. Actualmente, ‘Schweppes Ginger Ale’ es la cuarta variedad más vendida dentro de los premium mixers de la marca. Por estas razones, grandes distribuidores como Pernod Ricard se han asociado con Schweppes Suntory para apostar conjuntamente por el desarrollo de sus marcas estrellas: “Schweppes Ginger Ale” y los whiskies Ballantine’s, Chivas Regal o Jameson.

ginger-ale-madridMás allá de su voluntad de ser el mixer favorito de los amantes del whisky, Schweppes ha elaborado una nueva estrategia para promocionar su producto Ginger Ale Premium. El mixer, más intenso en el aroma de jengibre ha sido elaborado para estar a la altura de los whiskys más añejos. Para darle a conocer, Schweppes invirtió en una campaña de comunicación y RR.PP.  llamada “Luz para el whisky”. En el Palacio de Santa Coloma, sede del Consulado Italiano (Madrid), la marca reunió a numerosos rostros del mundo de la moda y la sociedad en torno a una fiesta que contó con la top model” internacional Irina Shayk como invitada de honor y embajadora del nuevo combinado. Durante una noche, este palacio se convirtió en un espacio efímero de arte y coctelería inspirado en el color dorado y la luminosidad que este “premium mixer” aporta a las copas. Lo mas probable es que, en el futuro, la nueva estrategia de comunicación de la marca sea el hilo conductor de una gran estrategia TTL, con publicidad en prensa escrita y digital y  también activaciones en hostelería.

Otra marca que ha dado un giro hacia estos nuevos combinados con ginger ale y en fever-tree-osbornesu caso además con la variedad ginger beer, es la marca británica “Fever-Tree”, actualmente distribuida en España por Grupo Osborne. Marc Calabuig, Country Manager de la marca en España, comenta : Esta tendencia se está reforzando con la apuesta de empresas de bebidas espirituosas por potenciar la venta del whisky y el ron, y para ello necesitan un mixer de calidad que ensalce las características de su destilado”. “Ambos productos han sido desde siempre nuestros dos mixers más apreciados, pero la fuerza del gin tonic no les dejaba despegar. Parece que está llegando su momento”.

Con la intención de relanzar el consumo de whisky y aprovechando el boom de nuevos rituales de consumo, muchas marcas han potenciado el tándem whisky & ginger ale. Nos olvidamos de las copas en vaso de tubo, del whisky-cola a altas horas de la noche y de los puristas del whisky para quienes echar hielo es un sacrilegio. El whisky con ginger ale está hecho para aportar nuevas sensaciones a nuevos consumidores. El ginger ale, considerado durante muchos años  como un remedio casero que pueda ayudar a aliviar el mareo y los trastornos estomacales está viviendo su momento de gloria. Sin ser el protagonista participa activamente al renacimiento del whisky en España.

Otros posts relacionados en The Blue Tangerine :